ATENTOS CON LA POSTURA DE LOS NIÑOS AL SENTARSE EN EL COLEGIO

Cada vez que el año escolar  se inicia  hay un tema para tener en cuenta, si de la salud de los niños se trata, y es la postura de los niños al sentarse en su escritorio o mesa de trabajo.

En los últimos años, se han reportado varios casos de dolor de espalda en los escolares, niños y adolescentes, como consecuencia de la mala postura el sentarse, tanto en el aula como en el hogar, cuando realiza las tareas escolares.

De acuerdo a cifras brindadas el Instituto Nacional de Salud, los niños pasan en la escuela alrededor de mil horas por año,  sentados frente a su escritorio o mesa de trabajo, por lo que una mala postura constituye un factor de riesgo para su columna vertebral.

La forma de caminar, de permanecer de pie, de estar sentado, de transportar la mochila, sean correctas o incorrectas, contribuyen a mantener una estática corporal buena o mala.

La educación respecto a la postura de los estudiantes es muy importante, pues ellos se encuentran en una etapa de crecimiento donde las actividades que realizan, van a repercutir especialmente en su estructura corporal.

Algunas recomendaciones son las siguientes:

  • Sentarse adecuadamente
  • En clase o al realizar las tareas en casa deben mantener una postura erguida y alineada.
  • La postura correcta es cuando el niño puede apoyar los pies en el suelo y mantener las rodillas al mismo nivel o por encima de las caderas. Si los pies no llegan al suelo, colocar un taburete para posarlos.
  • Mantener la espalda recta y apoyada firmemente en el respaldo de la silla.
  • Ocupar todo el asiento con los glúteos.
  • Evitar los giros parciales repetidos, es preferible girar todo el cuerpo a la vez.
  • Antebrazos apoyados en la mesa formando ángulo recto con los brazos.

Delante de la computadora

  • La pantalla debe estar a unos 45 centímetros de distancia (ojo – pantalla), y la altura debe estar al nivel de sus ojos o ligeramente por debajo.
  • El teclado debe estar bajo, para no levantar los hombros y para poder apoyar los antebrazos en la mesa.
  • La inclinación del teclado sobre la mesa no debe superar los 25º.
  • Las muñecas y los antebrazos deben estar rectos y alineados con el teclado.
  • Si usa prolongadamente el ratón (mouse) se debe alternar cada cierto tiempo la mano (derecha e izquierda)
  • La iluminación debe ser natural y en todo caso se deben evitar los reflejos en la pantalla.

Al escribir en la pizarra

Deberán hacerlo a una altura adecuada (evitar escribir demasiado alto o muy bajo, ya que lleva a adoptar posturas forzadas para la columna).

Al escribir/ leer

Al escribir y leer, se deberá mantener una postura erguida y alineada evitando inclinar demasiado la espalda y cuello.

Al estar sentados con una mesa de trabajo delante, hay que procurar que ésta esté próxima a la silla. Así evitaremos tener que inclinarnos hacia adelante. Es importante que el tamaño sea adecuado a la estatura, evitando especialmente las mesas bajas que obligan a permanecer encorvado.

Se considera un tamaño adecuado si el tablero de la mesa nos llega, una vez sentados, a la altura del esternón.

Evitar los asientos blandos, los que no tengan respaldo y aquéllos que nos quedan demasiado grandes o pequeños. Igualmente, se evitará sentarse en el borde del asiento, ya que deja la espalda sin apoyo, o sentarse inclinando y desplazando el peso del cuerpo hacia un lado.

Evitar las posturas demasiado erguidas (militar) o relajadas de la columna

Para levantarse de una silla, primero apoyar las manos en el reposa brazos, borde del asiento, muslos o rodillas; luego, desplazarse hacia el borde anterior del asiento, retrasando ligeramente uno de los pies, que sirve para apoyarnos e impulsarnos para levantarnos. Debemos evitar hacerlo de un salto, sin apoyo alguno.

Para sentarse usar los apoyos y dejarse caer suavemente. No hay que desplomarse sobre el asiento

Para vestirse se procurará estar sentado para ponerse los calcetines y zapatos, elevando la pierna a la altura de la cadera o cruzándola sobre la contraria, pero manteniendo la espalda recta. Para atarse los pasadores de los zapatos, agacharse con las rodillas flexionadas, elevar el pie y apoyarlo en un taburete o silla.

 

  • Compartir post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *